Treinta y uno de diciembre del año dos mil seis.


Bueno, falta menos de hora y media para dejar atrás el dos mil seis y meterle un número más. Al fin y al cabo entre año y año solo hay una pequeña fracción de medida de tiempo que los separa y nada puede ser por lógica distinto en tan poco espacio de tiempo.
Eso si, no agüemos las fiestas y sean recibidos todos los buenos deseos que yo al menos los he mandado repartiendo un poquito el corazón.
De veras, que nos volvemos muy activos porque nos tocan la flauta. Espero que para el año que viene, reflexionemos más, en más ocasiones, además de por estas fechas.
Me hubiera gustado cenar con Carlos, Salucita, Palomi y compañía. He cenado con Carmen y Yovi por que en último momento pensé que les vendría bien un poco de compañía, pero uno no sabe nunca como acertar y el haberme venido a mi casa, a estar un rato con TODOS, parece que no ha sentado bien.
Hay que ver lo pesado que nos ponemos cuando nos da por algo, desde niños berreando por un caramelo. Tal vez tengamos tan arraigado ese instinto de insistir en algo, que cuesta hasta reconocerlo. Cada uno por el motivo que sea.
Y de verdad os digo (joder, que suena a cura y a mi eso no me huele bien), que hacer lo que a uno le da la real gana cuando le da la real gana, es muy difícil. Hoy me decía el amigo Mario que se está volviendo más ermitaño, que cada vez le cuesta más trabajo cumplir con los compromisos. Buena gente, eso sí, que para el año que viene le mejore el pronto, al menos conmigo, ya que apenas puedo decir tontería alguna sin que se sobresalte un poco.
Se aproxima la fecha del inicio del taller de escritura, es curioso que desde que pagué la matricula me ha entrado un jiñe que tengo la sensación de no saber poner una letra tras otra. Pero lo vamos a hacer, estoy seguro que me entretendrá el hacerlo, escribamos o no el nuevo quijote en versión froidiana, porque lo que escribamos deberá tener un toquecito picante, digo yo. De hecho se me antoja escribir un relato corto sensual, que igual lo vamos a titular; La fuerza de la atracción o como dar por culo.
Ya solo faltan diez minutillos para las uvas. Al final se han venido Yovi y Carmen a comer las uvas a mi casa…
Y esto me ha restado concentración.
Cada uno tiene sus debilidades, empezar algo que uno ni tan siquiera quería no puede terminar bien, por mucho que uno quisiera. Lo que no es, no es. Me deseo, entre otras cosas para este año, en el que ya estamos hace ya hora y tres cuartos, el poder de reaccionar ante los presentimientos con más prontitud, con más decisión. No nos podemos dejar llevar por las debilidades, siendo una de ellas el no querer dañar por que a la larga, es peor. Y pasemos ya esta página que estamos en año nuevo y para poder aportar más y mejor, hemos tenido y tenemos que pasar por donde a la Vida le salga de los mismísimos.
Y ahora voy a pasar al relato. Lo pondré en Relatos Cortos y otro día configuraré la página de Hoja de Ruta, que es desde donde se distribuye todo el trabajillo de aquí.
Unas líneas para recordar como va el estudio del Flash. Programa muy entretenido, del que ahora estoy leyendo los tutoriales y la ayuda propia del programa. Seguramente entraré a estudiar un poco su lenguaje de programación ActionScript, ya que esto permite añadir interactividad a las aplicaciones creadas con Flash. El apartado de fotos está creado ya a base de Flash y más adelante utilizaremos el lenguaje y ya pondré donde se ha utilizado y para qué.
Buenas noches desde aquí y mis mejores deseos para los tiempos venideros en nuestro tiempo en el Tiempo.

 

Noche del veinticuatro de diciembre del año dos mil seis.

Si la Felicidad de las personas dependiese del deseo que tienen otras personas de que lo seas, deberíamos de deseárnosla más a menudo. Caso contrario deberíamos de reservar unas poquitas de ganas para otras ocasiones, por lo menos para animar. O igual alucino y solo en estas fechas parece que se tienen que vivir ciertos acontecimientos con felicidad.
¿Y si Felicidad y felicidad fuesen diferentes palabras?
No tiene nada que ver esto con acordarse de los más allegados, o puntualmente de personas que hace poco han llegado de alguna forma a tu vida.
El reloj de pared de mi abuelo se ha parado hace tres días, parece como si no quisiera dar este año las campanadas anunciando el final y comienzo del próximo año. ¿Por qué será? Por supuesto tiene cuerda.
Éste año la palabra que más he utilizado para sustituir la palabra felicidad es la de armonía. Pero eso es un sentimiento normal hacia las personas que conozco.
Muchas veces estoy seguro que para tener una perfecta armonía deberíamos de cambiar el rumbo del barco, pero no siempre es posible.
Fuera suenan cohetes y cohetitos, de seguir así van a espantar a los malos espíritus, y a los buenos también. Menos mal que muchos no piensan diferente de la mayoría, ya que si fuese así y cada uno celebrase las fiestas a base de si te jode te aguantas, la tendríamos liada. Personalmente no me siento jodido, mi estado de ánimos roza la armonía, y por eso estoy aquí escribiendo éstas palabritas.
Y no quiero joder la fiesta a nadie, mañana nos acordaremos de aquellos que no tienen nada, hoy a ser felices, vamos a jartarnos si, a jartarnos, que hace tiempo que no lo hacíamos, o, igual hoy día, nos jartamos cuando queremos.
Como nuestros ancestros, deberíamos de rendir culto al Sol, lo tenemos más cerca que Dios, a Dios, las diferentes religiones lo tienen como un tanto oculto. Parece como si no quisieran que nadie lo encontrase, solo ellos, en su altar. De camino, eso si, deja una limosna por dios. Valiente y perfecto montaje, producto de su naturaleza Romana (que se lo he escuchao yo hoy a Salucita).
Cuantas cosas quedan atrás, cuantas deberían de dejarse atrás y con la paradoja de que eso significa simplemente seguir hacia delante.
Me parece que voy a ver la tele un rato. A ver si ponen Santa Claus en versión chica simpática. Nada, las pelis con chicas que veo no son precisamente Santa Claus. Así que me fumaré un cigarrito y me iré a la cama, mañana veremos hacia donde soplan los vientos.
Joder, ahora que caigo viene fin de año. De antemano FELIZ AÑO NUEVO. Espero caer en la idea principal y desearos la felicidad más a menudo, haber si así conseguimos más Felicidad.
Cojones, que no me gusta la palabra, me atrevo a poner que no me agrada la palabra. La palabra es una quimera. Es algo que se nos ha vendido gratuitamente y que me lleve alguien la contraria, pero gratuito lo que se dice gratuitamente, no hay nada. ¿Quien nos la habrá vendido gratuitamente? Si a alguien se le ocurre, que me informe.
La Felicidad es un estado, que no se da buscando nada, que se da cuando se está en paz con uno mismo y en armonía con todo aquello que nos rodea. (Casi ná).
Joder vaya como se está comiendo lo que se está comiendo la Santa Claus de los cojones. Claro que hoy es un día propicio para jartarse.
Estamos en el milenio de las Comunicaciones. Hoy sabemos si las bragas de Leidi Dí eran rosas o amarillas, también de cómo anda el mundo y me pregunto que tendría que pasar para que las cosas no fuesen como son. Cuanto estaríamos dispuestos a compartir de todo aquello que tenemos. Al parecer y lamentablemente un cero con siete por cierto. Y ya nos parece un objetivo. Alguien me quiere decir en estos momentos el significado de la palabra: Vergüenza. Estoy seguro que muchos no hacemos algo al respecto porque simplemente no sabemos que hacer, ni tan siquiera plantearlo.
No sé si estamos gobernados por auténticos gobernadores. Los gobernadores deberíamos de ser el pueblo, los otros nuestros albaceas y por supuesto deberían de rendirnos cuentas claras y no las del gran capitán que nos quieren dar. La política está por los suelos, más bajo no se puede caer.
Y ya por esta noche creo que es bastante. Mañana si hace bueno, le calentaremos un poco el motor a la máquina y haré unos kilometritos.
Creo que hoy he escrito un popurrí, como esos que nos ponen en la tele para que seamos siendo felices.
Armoniosa noche.
PD. Si no pongo algunas cosas de las puestas, el día no hubiese cerrado en armonía conmigo mismo.
Espero que nadie se sienta aludido.

 

Veintiuno de diciembre del año dos mil seis.

No es que me desanime, pero por salirme de la línea seguida del aprendizaje de Flash, he comprobado hasta donde se puede llegar con este programa. Para ello hacen falta nociones de dibujo, que no las tengo, pero espero al menos poder realizar algunas animaciones o montajes curiosos. Os dejo un ejemplo que ha realizado Chris Georgenes, freelance de empresas de dibujos animados, el muñeco es propiedad intelectual, creo que no pasará nada por mostrarlo a través de éstas páginas. Para ver el dibujito pulsa aquí, aquí y aquí. Seguro que a Carlitos junior le encantaría y le sería muy provechoso para su futuro pintar además de los graffitis en ésta herramienta.

 

Diecinueve de diciembre del año dos mil seis.

Un a vez abandonado DreamWever 8, al cual volveré para ver la parte de incorporar datos recogidos de Internet a una base de datos para poder manipularlos, y comenzado el estudio de Flash Player 8, me doy cuenta de lo siguiente: Con éste último programa puedo hacer un boceto de lo que se me vino a la mente para mi primera presentación. La tarea para ello es ardua, y no por la complejidad de la herramienta, sino por la parte de diseño que conlleva. Poner tiempo a la aventura es un riesgo, pero si no hay algo que me entretenezca más que esto por el camino, espero poder presentar algo aproximadamente dentro de… seis meses. Podría poner poco a poco las escenas, pero quiero que aunque esté muy mal hecho gráficamente, (como diría mi ex profesor de dibujo: Velázquez, horrrrrrrrrroroso, el Señor R al cubo, Don Roberto Reina Robledo) poner su totalidad.

Poco más, se avecinan fechas donde al menos a mí, se me vienen momentos de reflexión. Veremos a ver por donde sale el sol. Espero que las fiestas sean como poco armoniosas.

Trece de diciembre del año dos mil seis.

La verdad, la verdad de la historia es que hace ya casi año y medio termine una relación y quería pasar un tiempo solo con migo mismo. Al poco tiempo un amigo me habló de un sitio en Internet donde podría conocer a otras chicas.
Yo en uno de mis impulsos, me apunto, cuelgo la foto y le cuento un poco al mundo algo de mi mismo.
Fue casi al mismo tiempo cuando se me antojó escribir la experiencia que me pudiera brindar tal acto de valentía. He decidido que este sitio va a albergar aquellas cosas que pueda expresar, con acierto o sin él. El público tiene forma de rebatir. Estoy seguro de que me encantará mantener un dialogo sobre cualquier tema expuesto o cualquiera que se quiera exponer. La esencia de la Vida está dentro de nosotros y sin llegar a poner tecnicismos, cualquiera que se precie puede dar su opinión, acertada ésta o no, sobre cualquier cosa de la vida. A nadie se le dice que es arte y que no, eso lo decide uno mismo.
Una cosa muy simple se tiene que poner en un montón de hojas y hojas y eso tiene que tener su historia, de ahí lo del taller de escritura. Lo de ver herramientas dedicadas a crear páginas para la WEB, es porque ya que estamos lo vamos a ver, tema secundario pero atractivo del camino. Para presentar el trabajo tal y como está ahora, con un simple procesador de texto se puede conseguir. Herramientas como FromPage de Microsoft o DREAMWEAVER de Macromedia, no nos llevan mucho más allá. Como puedo seguir escribiendo que es lo que en estos momentos se me antoja, dejo esos programas y damos un paso más, un programa donde además se puedan dar efectos visuales, veamos un poco lo que ofrece por ejemplo Macromedia Flash.
Creo que en mi interior hay un cierto consentimiento de que éste espacio debería de haber sido creado de una forma anónima, pero el día que colgué la primera página, solo la chica, sin nada de bienvenida, se lo comente a los amigos de contabilidad, Paquito, Sole e Isabelita. En ese momento me di cuenta de que revelaba algo de mí. Y ya a lo hecho, pecho. Vamos a seguir ... Miedo, miedo, no le tengo yo o por lo menos no lo he tenido a nada.
Hoy he pagado además matrícula y primer mes del taller de escritura. Puff¡ qué tranquilo se está cuando se está tranquilo. Que ganas tengo de estar tranquilo para estar tranquilo. Habrá que hacer bien los deberes.

 

Doce de diciembre del año dos mil seis.


Lo que se puede ver hasta ahora, estaba pensado e incluso escrito, esto ya no. No quiero decir que no sufra modificaciones, pero el que llegue que empiece por donde se lo encuentre. Supongo que a través de ésta Bitácora se podrá poner al día. Se ha reservado el nombre del dominio, se ha contratado la empresa donde albergar el trabajo y ya apenas queda nada, ja, ja. Aprender los programas para ir confeccionando el sitio, a más bonito más, horas y horas de “estudio” (si esto no es un entretenimiento, lo mando a tomar por culo, por eso lo pongo entre comillas), que las echaré por la mañana, que le vendrán bien a la Empresa. Quedan los cursos del taller de escritura, que se harán a distancia por Internet por la noche, esto servirá espero para darle un toque más pofesional, si pofesional, que lo he querido escribir así. Lo importante es el camino, no el objetivo. El objetivo es regalo o castigo de dioses, depende del camino.
Así que paciencia...

 

Uno de diciembre del año dos mil seis.

Comienza este esperado placentero viaje, tengo en mente la estructura visual de la presentación de los diferentes rincones de la nave, allí por donde podremos husmear. De la visión al contenido, ha sido el poner un Cuaderno de Bitácora. En este punto me gustaría invitar al lector, a leer, nunca mejor dicho, lo que la práctica y libre enciclopedia WIPIPEDIA, pone al respecto de la misma palabra: http://es.wikipedia.org/wiki/Bit%C3%A1cora .

Otras ideas están en mente, veamos si se llevan a la práctica. Por Ejemplo:

Relatos y escritos

Hace un tiempo me apunté a una WEB de contactos personales. Fue entonces cuando se me ocurrió la idea de plasmar en algún sitio las experiencias que me pudieran brindar dichos contactos. Para este cometido voy a apuntarme vía Internet a un curso de escritura, así que debemos de tener paciencia, sobre todo yo, que soy el que se va a meter en semejante embrollo.

De amigos y personal que merezca el rango.

También hay algo de afición a algunas cosas.

Como no, algunas foticos.